domingo, 21 de junio de 2009

PALOMAR DE LA CASA DEL ABOGADO. MASUECO

Palomar.(Masueco)
..........

Nunca fueron muy corrientes los palomares en Masueco, tal vez tiene que ver con que todo su terreno estuvo siempre labrado. Hasta las peñas se decía.

Si lo fueron sin embrago en otras zonas de las arribes, la Fregeneda sobre todo. En la parte portuguesa aun pueden verse gran cantidad de ellos orientados hacia el Duero.

Estos, muy comunes en la edad media, servían con muy poco trabajo para hacerse con una gran cantidad de pichones, algunos de los cuales, terminaban como pago junto a dineros en las arcas del gran señor, duque, marqués o lo que fuese.

Con ellos, atendiendo al Quijote por ejemplo, en las bodas del rico Camacho, se rellenaban piezas mayores antes de ser asadas. (El vino que no beberían).

No cabe duda que este paraje debiera de ser por orientación y obra, uno de esos lugares para perderse en Masueco.

..........


1 comentario:

Anónimo dijo...

Delfi: Tanto tiempo pasado y tanto tiempo en el olvido ha terminado con el misterio de la casa que ha atribuido la mente humana, pues no existió tal.
El personaje siempre fue controvertido y siempre fue pionero en varias cosas, ¡Quizás por lo de haber viajado o visto! Vete a saber.
pero esa casa en lo solitario, con su aprovechamiento del agua de canalones para el pozo que luego iba a su bañera, poco vista entonces. Su acristalamiento en la solanera, ya se ha caído. Su amor a la naturalez, teniendo varias clases de árboles. Su huerta. Su horno, su palomar... le hacian ser una persona extraña si además añadimos su luega barba blanca, sus recuerdos en cantidad de legajos con juicios y correspondencia y un sin largo etc. han hecho de su persona metódica y trabajador una leyenda, que seguro no pretendió nunca.