viernes, 22 de mayo de 2009

MASUECO Y SUS ILUSTRES ANÓNIMOS.

Al ilustre anónimo que colocó esta pared,la llenó de tierra y plantó estos olivos

Al anónimo que un milenio después los sigue trabajando
..............

Aparte de los ya conocidos personajes que llenaron por vía de las armas o de las letras de gloria a Masueco de la Ribera, y que casi todos conocemos; existen otros, que quizás no pasen nunca a los libros de historia, y no por ello, se pueda decir que engrandecieran menos el pueblo.

Este es el espacio para rendir homenaje a los que fueron capaces de sacar doce hijos adelante a base de zacho, marra y dolor de rienga, trabajando a esgancha de sol a sol. A los que partían de casa una mañana cargados de vino, cordelerías varias, cueros manufacturados o no, y hacían su camino de Santiago particular con su caballería, para poderlos vender, sobretodo en el norte, donde la climatología no permitía elaborar buen vino.

A los que arrancando casi a mordiscos el granito de los pedregales, consiguieron levantar esos paredones del que tanto se pavonean nuestros mandatarios turísticos.

Que construyeron su casa, su corral para el ganado, etc. A la par de atender huertos y demás haciendas.

A los que eran capaces de hacer unas alpargatas con un neumático, un embudo con una lata de sardinas, (reciclado necesario), un banasto urdiendo juncos del río, tinajas y cántaras modelando el barro con sus manos, en fin, honor a esos ilustres anónimos.

.........


No hay comentarios: