miércoles, 19 de mayo de 2010

¿HABRÁ QUE VOLVER A EMIGRAR?

Comida de otra época, antes de inventarse el colesterol.(Masueco)
............

Fue en 1905 cuando el medico y los secretarios del ayuntamiento y del juzgado de Boada, escriben una carta al presidente entonces de la república argentina Manuel Quintana, haciéndole saber que el pueblo entero está dispuesto, si se le dan los medios, a emigrar a la argentina para trabajar.(Hasta el párroco se ofreció para dirigir allí la nueva sede).

El motivo era entendible; España acababa de perder las últimas colonias americanas y con ellas sus respectivas guerras.

Las arcas estaban vacías y los gobiernos tiran de donde pueden. Entre otras cosas vender las fincas y prados comunales a los pudientes que tenían para comprarlas; esto hacía que los jornaleros se quedaran sin pasto libre donde alimentar sus ganados.

Fue en esa época cuando se vaciaron muchos pueblos de la comarca; finales del siglo XIX y principios del XX.

La historia (que suele repetir como el ajo) es larga, y hace años el ayuntamiento de Boada público un libro titulado: Cuando Boada quiso emigrar a la Argentina.

Esto viene a cuento porque es desde Argentina, e imagino gentes descendientes de estas tierras de la ribera, las que visitan a diario las diversas páginas que tienen que ver con este pueblo. Ejemplo, Luís Héctor, cuya tatarabuela como decimos aquí, María de la Concepción García Criado, había nacido en Masueco y que de mayor casó con José Brígido Ventura que ejerció la medicina en Salamanca.

Como me consta que el tema es común a varios pueblos de las arribes, y Manuel en La Zarza tiene avanzado el tema, prefiero hacer un enlace para que los que quieran lo hagan directamente. De aquellos que emigraron de las arribes.

...............


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Pero que bien lo estáis haciendo en todos los terrenos los que dirigís estos blogs!. Os lo estáis currando de lo lindo.
Mis felicitaciones
(Paco)

Anastasia dijo...

Hola:
Digo lo mismo. Puedes hablar en otra entrada de los diálogos que tenían sobre la emigración Miguel de Unamuno y el Tío Mateo de Masueco.
Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias amigos,la invitación para tomar un vino sigue adelante.
Un saludo.Angel