martes, 1 de noviembre de 2011

ECONOMÍA SOSTENIBLE Y CULTIVOS DE OTROS TIEMPOS

Nubarrones sobre Masueco
............
Parece ser que en la ribera del Duero de Salamanca se vuelve  a uno de los  cultivos de tiempos pasados, el cáñamo, aunque sea en este caso, en alguna  de sus variantes.
Al otro lado del Duero y en tierras de Torre de Moncorvo, (Tras os montes), el mes de septiembre pasado, la GNR, (guardia nacional republicana), descubría en la ribera de Mos una plantación con treinta y dos unidades de esta especie.
Estas tierras de Moncorvo conocidas por su buen vino, (no de Oporto, sino del Duero) aceite, almendras, quesos, sin olvidar el jabalí del restaurante O Lagar; fueron famosas en otro tiempo por su producción de lino y cáñamo para la fabricación de velas y maromas para equipar la  armada, con las que nuestros vecinos portugueses conquistaron medio mundo.
Se tiene constancia de ella en esa comarca desde el siglo XV, y posteriormente, ya por el 1617, se instala en esta población la Real fábrica de linos y cáñamos para elaboración de estos útiles de navegación.
En el lado de acá de Tras os montes, parece que también se vuelve a viejos cultivos y viejos consumos como en la vecina Aldeadávila.
De India y África nos vino la marihuana, (lechuga de la buena), mucho antes que de America el tabaco, pero la industria y algunas  políticas modificaron las tendencias.
Y de la escasez  la hoja de la patata, y todo que se pudiera picar, enrollar y fuera susceptible de producir humo, (aquí nuestros mayores tienen una larga lista). Economía sostenible se dice ahora.  
De todos modos, el despilfarro de materias primas en estos pasados años, trae como consecuencia que se puedan volver a explotar las minas del frágil ferro de Torre de Moncorvo en el lado de allá, y las de wolframio para endurecerlo en el lado de acá, (Barruecopardo). ¿Quizás también las de Masueco?
.................

3 comentarios:

Anastasia dijo...

Este hecho de la marihuana en Aldeadávila creo que es complejo. Por una parte, el consumo habitual de una parte de la población ya desde los años 70(finales), las numerosas reuniones todos los fines de semana, y quizás también el precio que tiene-me lo supongo-, el paro juvenil sobre todo, lo que ha llevado a algunos a realizar plantaciones. Un problema muy complejo y difícil de solucionar en mi opinión...

A ver si surgen mejores noticias e iniciativas de nuestra Tierra...

Anónimo dijo...

Delfi. Menudo lino se plantó en algún tiempo en nuestro pueblo. Las arcas de nuestras abuelas están llenas de tejidos que se hicieron con él. Algunos finísmos y lo que quedaba más basto para otros tejidos menos finos, pero útiles

Anónimo dijo...

Estos años 10-11-12 no han sido nunca buenos para la zona, eso si, para los de siempre.
Pero ya vendrán los veinte y esto mejorará.Lo único que alguien será mas viejo.Gracias.
Angel