lunes, 28 de diciembre de 2009

LAS FRAGUAS. MASUECO DE LA RIBERA

La obra

El artista (foto Maite.Ofic.turismo)
................

Dos fueron las familias de herreros que durante el siglo pasado tuvieron herrería en Masueco. Aun hoy es posible paseando por el pueblo, encontrar alguno de sus trabajos en forma de puerta o enrejado de ventana.

Por desgracia la edad del hierro dio paso a la del aluminio y con ello la desaparición de las fraguas. También con ello acabaron las tertulias que junto a ellas hacían los trabajadores cuando al atardecer, llegaban con sus embotadas rejas para recomponer sus puntas.

Una de estas fraguas ocupó un edificio que en época anterior había sido local de baile en la calle de las eras. Hoy uno de sus dueños para matar el gusanillo, (que rara suena esta expresión), se entretiene de vez en cuando cual Vulcano, atizando la fragua ya sin fuelle, para modelar cualquier pieza que le haya sugerido algún amigo.

Otra fuente de conocimientos que con la desaparición de estos artesanos pasarán al olvido. Al menos por mi parte, que quede este recuerdo para ellos.

.............



3 comentarios:

N.Campos dijo...

Me ha gustado mucho de veer este tío herrero del otro lado da la frontera! Por las tierras de Españha siempre huve una notable arte del hierro forjado. Me encantan las rejas de varandas y los artísticos trabajos como lo del campanario del edifício de la alcaiadaria de Fermoselle, por ejemplo.
Hay que no dejar morir estas artes y no mínimo conservar una de esas fraguas (musealizada) como testigo de información a la gente más jóven que no sabe de la importáncia que tuvieram estas artes en el passado.
Aqui dejo mi homenage a los herreros de Mazueco!
N.

Anónimo dijo...

Si un día vienes por aquí te lo presento.Es una persona muy amable y seguro que te hace una herradura en un santi-amén.
Un abrazo.Angel

Anónimo dijo...

Delfi. Vas recogiendo recuerdos y vivencias. ¿Quién te lo pagará? El pagador que te lo pague... pero es un bonito recordatorio a los oficios y sus gentes, para los mayores, para ellos y sus descendientes y para todos aquellos que sentimos la historia como algo heredado y que merece ser recordado.
Debería guardarse en algún lugar como museo y hacer partícipes a los pocos niños del pueblo en algún taller para que lo aprendan. en otros lugares se hace para el turismo. Como tú dices todavia quedan personas que lo saben hacer y además en un plis, plas