lunes, 7 de septiembre de 2009

LAS OTRAS PLAGAS. MASUECO DE LA RIBERA

Plaga moderna del viñedo en las arribes

Racimos comidos a casi un mes de la vendimia. Masueco
..........

Fue a mediados del siglo XIX, cuando en un naufragio de los muchos que ocurrieron en el Duero portugués a la altura del cachón de Valeira, fallece el barón de Forrester.

A Joseph James que este era su nombre, le es concedido este título aun siendo extranjero, por el ahínco y esfuerzo con el que combatió el oidio, en toda la demarcación de los vinos del Duero en el país vecino.

Cada época parece tener su plaga en el viñedo, el oidio, la filoxera, y ahora la Junta de C.y L. y su maldita protección de especies dañinas, sobretodo pasada la temporada de cría.

Tenemos el desgraciado ejemplo del rabilargo, que además de acabar con la paciencia de los lugareños destruyendo fruta aún en formación, está terminando con un pájaro emblemático, beneficioso y de gran belleza en las arribes, el jilguero, conocido en la zona como “siete colores”, a cuyas crías mata en los nidos siendo pequeñas.

Esperemos que a estos “nobles” autonómicos, nadie les premie con un titulo como a Forrester, por su empecinada lucha contra el viticultor arribeño.

...........


1 comentario:

Anónimo dijo...

Delfi: Ya lo decía San Antonio. Dejad que los pájaros entren en en sembrado... entren: Jilgueros, golondrinas y toda una ristra de ellos...Jesucristo también, No mireis a la tierr pues los lirios del campo y los pájaros del cielo no se preocupan de nada ya que el Padre se ocupa de ellos.
¡A todos cuida el agricultor y también a los de ahora esos pajarracos que como nos descuidemos no nos dejan ni los pinzones, ni las cuñas siquiera.
¡Tdo a cuenta de los mismos!