lunes, 10 de octubre de 2011

MASUECO. DE CURAS Y ALCALDES

Esperando que llueva. El Rio Uces entre fresnos. Masueco
..................
Estos días pasados, por motivo de la delegación del cargo del anterior alcalde electo de Masueco, han aparecido en algunos medios de comunicación, sobre todo digitales, cosas mas guiadas por el interés de algún partido, que tendientes a buscar la verdad.
Lo de los anónimos que han colgado en algunos de estos diarios, orientados al daño personal, solo pretendían ahondar más en las diferencias del pueblo.
Que si las dolencias eran cuento, que si la mala relación con el teniente alcalde, que si….
Creo que cuando traje aquí la plegaria de solicitar otro San Juan de Sahagún (por lo que me llovió de todo), para las arribes, no andaba muy errado.
La cuestión es que sin llegar a santos, ya ha habido varios envenenados. (1)
D. Jesús Alberto, actual párroco del pueblo del que comenté en otro momento, ya pasó un mal rato tras darse cuenta que sus feligreses mientras con una mano se daban la paz, con la otra se daban la guerra.
Y eso que no se posicionó en ningún bando. (Al contrario de lo que le sucedió al cura que atendía esta parroquia allá por el año 1891 “que por motivo de haber recomendado desde el pulpito al candidato carlista por Vitigudino, Conde de Casasola y de haber inferido infinidad de improperios al gobierno conservador, según denuncia, fue llevado a los tribunales”).
Este debió ser D.Joaquín Tolosa que estuvo al cargo de la parroquia de 1883 al 1910. Este sacerdote tuvo la feliz idea de una vez adquirida y perfectamente restaurada la imagen de San José perteneciente al antiguo colegio seminario, colocarla en un altar construido al efecto en la iglesia parroquial, y cuyo levantamiento lo habían sufragado a través de donativos los propios feligreses. (Eran otros tiempos). Esto había sucedido en 1887.
Ricardo era la segunda victima.
Si algo no es Sánchez Ejido es un hombre de partido como se había comentado en alguno de estos medios. Creyó como algunos otros, que la división que se había creado en varios años se solventaría en dos días, y eso es imposible. Y le pasó factura incluso en la salud.
D. Antonio Corral anterior médico de Masueco y pregonero en las pasadas fiestas, tendrá palabras de consuelo y boticas para aliviarle la dolencia, ¿pero quien curará la enfermedad que aqueja al pueblo?
(1). (Para evitar malos entendidos leer antes alguna de las varias publicaciones sobre el citado santo).
.............

4 comentarios:

Anastasia dijo...

Hola Ángel y numerosos lectores de este Bolg de las Arribes:
En efecto me ha animado.Tienes una cualidad al escribir, y es que pasas de un tiempo a otro rápidamente, enlazas la idea a través de los tiempos.
con relación a la división entre las personas de masueco de la Ribera, observo que NADA NUEVO BAJO EL SOL, lo mismo que en ALDEADÁVILA de la Ribera:
¡al perro flaco todo le son pulgas!

¡muchos platos y poca olla!

Como no nos unamos un poco más, no sé que va ser de todos nosotr@s.

Un abrazo Ángel, y gracias por tus últimas entradas.
Me gustan tus recopilaciones de fines del XIX.

Anónimo dijo...

el bar del pueblo tiene la culpa de todos los lios del pueblo por cotillas y malas personas

Anónimo dijo...

Delfi: ¡Malos tiempos! Todo lo envenena la politica.
Pienso que tenemos mucha culpa. Pero, tampoco están ajenos los partidos politicos, los gobiernos, comunidad autonoma y diputación. ya que están ahí y no sabemos bien para qué; sería una buena labor asesorar a las personas de los pueblos, ya que por falta de preparación o asesoramiento, a veces cometen atropellos. Por el contrario animan a gastos superfluos, como el caso de los ERES y así nos va. Campos de futbol donde no hay niños y falta de acometer otras obras necesarias. ¡Si no lo remediamos, no sé donde llegaremos!
¡Pobre pueblo siempre paga los platos rotos y además a los que los rompen!

Anónimo dijo...

por lo que veo la culpa de todo lo que pasa en el pueblo de masueco es de los del bar del pueblo, de que bar?? del carretero o de los de la gasolinera??