jueves, 13 de agosto de 2009

PROFESOR, D. DAVID J. ROBINSON

Correo abril 2006 con D. David J.Robinson. Picar para ampliar.
...........

Corría el mes de abril de 2006, cuando conocí de la existencia del trabajo de D. David J. Robinson sobre la obra de D. Francisco Silvestre, (Relación de la provincia de Antioquia).

Como todo buen ingles, me le imaginé enamorado de lo hispano (aunque no nos lo creamos); y de los vinos del Duero, (portugués, claro), no me equivoqué.

Fue mandar un correo a su dirección Email y faltó tiempo (seis horas), para que contestara.

A los diez días “gratis total” y por correo aéreo tenía el libro en mi poder. Prometo que la oferta que le hice de enviarle unas botellas de vino de la tierra del gobernador Silvestre, no tuvo que ver en el hecho.

Si publico esto, (me refiero al detalle de los quesos y vinitos, a los que él refiere al final), no es para darle las gracias por ello, que siempre las tendrá, ni para dejar constancia que le mandé unas botellas de vino; sino para dejar caer a las autoridades, municipales, cooperativa de vinos, etc. que desde el punto de vista comercial y publicitario, no hay nada mas barato.

Si publicara el currículo a nivel internacional de D. David J.Robinson, llenaría toda la pantalla. Asesor de EE.UU. para muchos países de América latina. Jefe departamento de geografía en la universidad de Syracuse. Lo dicho, cuanto mas arriba, mas accesible.

............


1 comentario:

Anónimo dijo...

Delfi. Estoy totalmente de acuerdo con vos, como no podía ser de toro modo, pues tiene vista a largo plazo y comercial.
A veces no se trata del pequeño obsequio, sino de hacerlo en el momento adecuado y con mucho agrado, que es lo que vos haceis, así se hace grande la persona y el pueblo.
Creo que es un costo pero bien empleado.
De ejemplos se aprende y que aprenden los más jóvenes, pues de ellos será el futuro.
Si les dejamos el camino despejado y esos sencillos pero efectivos proyectos, pueden coger la antorcha y seguir iluminando el camino. Será largo y costoso, pero está empezado y solo habrá que seguir. ¡Ánimo y al toro!