jueves, 21 de junio de 2018

A la tercera va la vencida. Animal sostenible altamente subvencionado.



 



Desde hace ya algunos años, exactamente desde al mayoritario abandono del cultivo de los olivos en la zona del arribe, (del Duero y del Uces); trajo como consecuencia la aparición, también en el medio natural, del animal sostenible ”altamente subvencionado”.

Este abandono del cultivo en la zona, trajo como consecuencia la transformación del ecosistema al desaparecer el terreno saneado, y transformarse en otro saturado de escobas, retamas y demás; dando lugar, a que el hábitat donde otra hora habitaban perdices, conejos y demás, pasara a ser el lugar donde el jabalí hozara a sus anchas.

Hace años hablando con un vigilante (eventual), de la cosa natural, y criado en la zona, me contaba el hambre que pasaban algunos días los plumados churumbeles del águila perdicera, cuando las personas encargadas de suministrarle el subvencionado alimento,(perdices y conejos),  no estaban diligentes.

No pude por menos de decirle a mi interlocutor, (valiéndome de la moraleja popular), que si seguían dándoles peces, se les iba a olvidar el hábito de  pescar. Los retoños de estas aves es fácil con el tiempo, pasen a ser expertos en diseccionar cadáveres, pero inútiles para la caza; o sea, apareció el animal subvencionado como modelo fotográfico.

Los que pudieron ver días atrás el programa que emitió TVE, (comando actualidad), pudieron comprobar, aunque alguien les contara una milonga, embeleco, etc. que la cigüeña negra siempre habitó el arribe, y si algún día desaparece de la zona, es porque la JUNTA  ha exigido, (cuando nunca lo fue),  la incompatibilidad del hombre con este animal. El buitre, (ave, me refiero), existió también, pero en número acorde a la cantidad de animales muertos, (despeñados o no). Hoy los fotógrafos no deben hacer espera para fotografiarlos; solamente enfocar al mediodía sobre los pontones del Uces, y verán volando camino de la Peña, casi un centenar de ellos siguiendo el rastro del remolque con la comida.

El jabalí, ha sido sin embargo el mas incompatible con las labores agrícolas y que solo aparecía en la zona de forma casual; ahora es el rey compartiendo territorio con otro animal que nunca habitó la zona y que debió venir volando, el corzo o como coños lo llame la Junta.

Nunca he entendido las manías de endiosamiento de los dirigentes hasta el punto de creer,  que si no fuera por ellos, llevaría a la desaparición de muchas especies. Nada más incierto. Solo sería necesario ayudar a mantener la zona como en décadas anteriores, con lo que volveríamos al hábitat previo a esta situación, o bien, dichas aves se asentarían en otros lugares próximos donde pudieran continuar con el oficio, para el que están altamente cualificadas. (La emigración que las gentes de esta zona conocen muy bien).

Ven, simplemente tenían que haber preguntado a los trabajadores del zacho. Sabio instrumento.


No hay comentarios: