viernes, 10 de febrero de 2012

DE ARRIBEÑOS POR LAS AMÉRICAS. SIGLO XVI

 Lugar del escribano en una nao.
 Muelle del descubrimiento. (Palos de la Frontera)
............
 
A lo largo de todo el siglo XVI, no fueron pocas las gentes de esta zona de la ribera que dejaron sus huellas en la casa de contratación de Sevilla camino de las indias. Desde el  comienzo de ese siglo, fueron marchando en pequeñas cantidades; hombres en un primer momento y sus esposas después, sobre todo, con dirección a las zonas donde se deseaba una repoblación controlada.
Incluso alguna como Ana Sierra, del vecino pueblo de Pereña, hija de Gaspar Sierra y Francisca Hernández, que en 1568 lo hizo a Guatemala en concepto de criada.
Curioso es también conocer que algunos lo hicieron juntos, por ejemplo:
En agosto de 1569, y bajo el mando de Diego Hernández de Serpa, salieron desde el puerto de Palos de la Frontera, San Lúcar de Barrameda para otros, (Huelva), cuatro embarcaciones (mas otra que se unió en Canarias), con dirección a Nueva Andalucía, (territorio hoy Venezolano en su mayor parte); la mayoría de ellos en labores de conquista, por ejemplo:
Luis de Miranda, de Pereña, con 16 años, hijo de Francisco de Miranda e Isabel de San Miguel.
Andrés Maldonado, de Barruecopardo, con 23 años, hijo de Bartolomé de Manzanedo y María Rodríguez.
Juan de San Miguel, de Aldeadávila, con 20 años, hijo de Hernán González de San Miguel y de Juana Maldonado.
Pedro de La Peña, Guadramiro, de 25 años, hijo de Velasco Rodríguez y Elena de Villafuerte.
Pedro Hernández, de Masueco, hijo de Pedro Hernández y Francisca Ramos, de mayor edad y formación, que con 33 años marchó como escribano en la  nao que iba en la expedición.(Escribano, y mucho antes de la fundación del colegio Santa Catalina y el seminario San jose de Masueco. Misterios de este pueblo).
Seis lo hicieron de Vitigudino, cinco de ellos de entre 20 y 26 años.
El único mando de la zona en esa expedición, fue Luis de Honorato de Ledesma, hijo de Miguel ¿Lonorado, Honorato? e Isabel de Osorio, que con 27 años lo hizo en calidad de general de caballería. En 1584 este ya se encontraba en el Perú.
............

2 comentarios:

Anónimo dijo...

DELFI: ¡Haces bien el recordar, pues es historia! Para que no se olvide que fuimos emigrantes, pero como unos años han estado plenos de trabajos; hemos infravalorado algunos de ellos y no los queríamos. Ahora en tiempos de crisis tenemos que volver a salir al mundo
¡Me recuerda al maestro que armamos en la última exposición de Masueco! Esto me recuerda que ahora para salir hay que ir a la escuela, pues no vale culaquiera tienen que ser los más preparados y cualificados.
¡Eso también lo pagamos todos y el producto se lo llevan ellos!

Anónimo dijo...

Hola Delfina.Creo que hasta los buitres van a tener que emigrar.
Las idas y venidas han sido siempre cíclicas, sobretodo con sudamérica
A principio del siglo pasado nos tocó a nosotros; y al final del mismo a ellos.
La próxima nos toca, y deseo que nos reciban tan bien como entonces.
Un abrazo.Angel