lunes, 4 de enero de 2010

MASUECO Y LA ORDEN DE PREDICADORES EN EL SIGLO XVI

Imagen de San Roque en la iglesia de Masueco, perteneciente
a la desaparecida ermita del mismo nombre.
...........

Funda Don Alonso Rodríguez Delgado, Doctor en la Universidad de Salamanca, escritor en derecho canónico y confesor del pontífice Sixto V, el colegio Santa Catalina en 1594 (junto a la hoy plaza de los Basilios),Salamanca, donde se estudiaban artes y teología.

En 1605 entran los primeros estudiantes. Estos a tenor de los estatutos debían ser primeramente familia del fundador y después, los hijos pobres o huérfanos de los pueblos: Cabeza del Caballo, Cerezal, Barrueco, Guadramiro, Masueco, y a falta de estos, de Alvitigudino, (Vitigudino) y demás de este obispado.

De todos modos ya en el registro documental que hace el padre Hoyos sobre la orden de predicadores, y en la lista de priores y primeras profesiones del monasterio de la Peña de Francia, trae el primer natural de este pueblo: Fr. Antonius de Masueco que con el nombre de Antonius de San Martín, toma profesión en el año del Señor de 1538. Un año después lo hace como laico Ioanes de Pereña.

No es hasta el año 1567 cuando lo hace Fray Juan Vicente, como Fray Juan de Santa María. Natural de Masueco de la Ribera e hijo de Alonso Vicente y María García ambos de este pueblo.

Un año mas tarde lo hace Fray Nicolaus Hernández de Masueco.

En 1572 lo hace Fray Pedro Asensio hijo de Juan Asensio e Isabel Sánchez, vecinos también de este lugar.

Y hay muchos más; lo que denota, que el colegio bajo la advocación de San José (fundación Diez Cubilano), solo fue un paso más en la historia de Masueco en relación con dicha orden. Continuará.

............


4 comentarios:

Anastasia dijo...

Angel:
¡ENHORABUENA por tu blog¡¡
Lo leo todos los días, y cada vez me gusta más.

Angel dijo...

Muchas gracias.Cualquier pueblo aunque chico,siempre tiene una gran historia. Y muchas pequeñas.
Un saludo.Angel

Anastasia dijo...

Son esas historias pequeñas las que hacen grandes nuestros pueblos, el darlas a conocer.
Mucho se desconoce de nuestra historia, y necesitamos recuperar nuestro PATRIMONIO.
Saludos.

Anónimo dijo...

Delfi: una entrega por fasciculos. ¡Que de historias! Tdods los pueblos tienen muchas para recordar y sacar, pero aquí en Masueco tenemos un Ángel de verdad! Siempre anda a la caza de todo aquello que merece ser recordado, publicado y conocido. Besazos para el zagal