lunes, 27 de junio de 2011

LOS QUE SABEN DE VINOS CALIFICAN LA AÑADA ARRIBES 2010 DE MUY BUENA.,

Las ondas sobre la palabra Arribes deben referirse, supongo, al río Duero,
(Anagrama de la asociación)
............
Este mes de junio que se va, trae a la denominación de vinos  arribes, la calificación de Muy Buena para la añada 2010. Los dieciocho expertos catadores así lo estimaron.
Los que me conocen saben que soy tan amante del vino, como detractor de la cursilería vinífera. Lo de caldo aplicado a tan particular bebida, después de súper-filtrada,   simplemente no lo entiendo, y la valoración de las catas, ajenas a cualquier proceso natural, mucho menos.
Uno que presume de no hacerle ascos a ninguno, tiene su regla particular a la hora de clasificarlos.
Esta se sitúa en una amplia gama que va desde los que te gustan, a los que no.
Y otra mas importante en lo personal, tiene que ver con el tiempo que dura el dolor de cabeza. Este valor en mi caso, es inversamente proporcional al prestigio en el mercado de dicho vino.
A), vino de bodega, bueno, picado o turbio, cero dolores de cabeza.
B), vino de cooperativa, regular, bueno o muy bueno, ligero dolor de cabeza.
C), vino de gran marca, excelente o muy bueno, por obligación del mercado, cefalea para un par de días.
La clasificación de las añadas en toda la década de los setenta, fueron para la ribera del Duero por ejemplo: 2 deficientes, 2 regulares, 4 buenas y 2 muy buenas.
Para los últimos diez años: 1 buena, 5 muy buenas, 4 excelentes.
Esto tiene que ver, o bien con el cambio climático, o con los grandes avances de la química. Lo primero por demostrar, y lo segundo palpable.
A continuación, los datos (que pueden localizar en la red), de una cata del tinto crianza 2007 Arribes de Vetonia, elaborado por  la cooperativa Arribes del Duero.
Color cereza de buena intensidad, ribete bermellón, buena lagrima, acredita en nariz aromas de fruta roja, muy madura, así arándonos y frambuesas maduras y sensaciones a coco, y chocolate, otras a café y clavo, tiene en boca un buen ataque, frutal, sedoso sensaciones frutales, así mora en boca, y otras sensaciones en el paladar a la buena madera y especiados, vino especial muy ric, redondo y cremoso, de buena acidez, elegantes y finos taninos y de gran equilibrio, amable y muy integrado, en el retronasal una sensación a los especiados de la boca y a  aquella fruta, a la mora madura; su cata es agradable, persistente e intensa.
Creo que este calor nos está volviendo locos.
 ..........

3 comentarios:

Anastasia dijo...

Ángel:

las ondas en la parte superior izquierda del anagrama,también me sugieren a mí nuestro paisaje típico de Las Arribes del Duero con la vinatería: los bancales en las laderas más accesibles, y las líneas horizontales -no muy logradas- los paredones que delimitan cada "cacho".
Es lo que me sugiere el anagrama a mí.

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Ya Anastasia, pero me hubiera gustado que pusiera:"Arribes del Duero".Mas que otra cosa,por lleverle la contraria a los dirigentes políticos y económicos, que la mayoría de las veces son lo mismo.
Os vinhos do Douro, lo son desde Mogadouro hasta Oporto y todos están orgullosos del apellido.Es mas, a los de la zona productora que va desde Moncorvo hasta pasado Regua, les cabrea que a todos los vinos generosos les den el apelativo de Oporto.
Gracias.Angel

Anastasia dijo...

Ángel:

Portugal es mucho más consecuente con sus comarcas que nuestra España, al menos me lo parece a mí-. Por aquí no quiere pasar ni la ex-presidenta de la Diputación, y la Junta de Castilla y León queda muy, muy, muy lejos.
En las comarcas del Distrito de Bragança, los políticos lusos se preocupan, y solicitan inversiones. No hace muchos años el Presidente portugués estuvo en Alfandega da Fe, en Castelo Branco -el nuestro-, étc. La autopista IC-5 es todo un símbolo de la buena gestión de los Fondos Feder Interreg.
¿Qué se ha pedido por parte de la Diputación de Salamanca a Europa para construir o mejorar infraestructuras?.

Es lamentable, que la parte de mayor interés turístico y paisajístico de Las Arribes, no se le dé publicidad ni por la Junta ni la Diputación, y que no se mejore tan siquiera el trazado y el firme de la carretera entre Villarino-Pereña-Masueco, o entre Aldeadávila y La Zarza.
Vamos, ejemplos a patadas...