miércoles, 27 de abril de 2011

POR ALGO SERÍA.....EL VINO Y LA ORDEN CISTERCIENSE

Viñedo en Masueco
.............
Se publicaron en 1996 de la mano de don Francisco R. Pascual, monje cisterciense de la abadía de Viaceli, Cóbreces (Cantabria), y licenciado en teología por la universidad de Salamanca,  las actas del primer congreso titulado, “Humanismo y Cister”; y editado por el servicio de publicaciones de la universidad de León.
Uno de los temas tenía que ver, como no, con el vino en las comunidades monásticas.
Este elemento era necesario no solo para el culto religioso, sino para complementar la alimentación de los monjes y de todas las personas necesitadas que hasta las abadías se acercaban solicitando ayuda.
Hablando concretamente del monasterio cisterciense de Carracedo situado junto al río Cúa, (el Bierzo, León), y en pleno siglo XVI, comenta como los cereales y el vino eran obtenidos por el monasterio como pago por las rentas de sus tierras.
De mediados del siglo XVIII existe mucha información sobre el mismo. De él se puede extraer por ejemplo:
Que cuatro operarios se ocupaban de la huerta del cenobio. Casi siempre conversos.
La panadería monacal consumía quince fanegas de sal; existía como curiosidad la figura del monje hornero, oficio distinto del de cocinero.
Que además de la bodega del propio monasterio, este poseía viñedos en los alrededores, algunos  en zonas próximas como en Sorribas y Cacabelos, pero también tenía en parajes mas apartados.
Lagares y bodegas tuvieron entre otros lugares en Villafranca, Toro y Masueco. (Con lo que entendían los cistercienses de vinos, por algo sería).
…..
Datos del I congreso sobre Humanismo y Cister, celebrado en Viaceli, Cóbreces, Cantabria.
.........................

No hay comentarios: